El mundo de Steve

Europa parece bastante quieta cuando andas por encima de ella. El resto de continentes lo mismo. Tal vez por eso cuando, en 1915, el geólogo alemán Alfred Wegener expuso su teoría de la deriva continental muchos lo tomaron por un chiflado.

Tuvieron que pasar casi cincuenta años y todo tipo de experimentos para que los científicos confirmaran la intuición de Wegener: los continentes se mueven. Yo llegué a la misma conclusión por experiencia propia y de una forma algo más rápida: a los cinco años, en la cocina de mi madre. La misma mezcla de orígenes que definía nuestra familia se reflejaba en los ingredientes de la despensa. Yo jugaba a combinarlos en recetas inventadas. En aquellos platos juntaba Asia con Inglaterra o Gales con Birmania.

Pared fotos de familia en el Seuxerea

Muchos años después, ésa sigue siendo mi manera de entender la cocina: una forma de bailar con las fronteras, jugar con los países, mover los continentes. Por eso en nuestro restaurante, según el día, el mediterráneo baña las costas de Thailandia, Castilla está al lado de Tokio, o Malasia hace frontera con Italia.

Cochinillo con kumquats, apio y bola de vainilla en seuxerea

De esos y otros curiosos fenómenos geográficos que se cuecen en nuestros fogones os iremos poniendo al día en este blog. ¡Bienvenidos!

Steve AndersonEuropa parece bastante quieta cuando andas por encima de ella. El resto de continentes lo mismo. Tal vez por eso cuando, en 1915, el geólogo alemán Alfred Wegener expuso su teoría de la deriva continental muchos lo tomaron por un chiflado.

Tuvieron que pasar casi cincuenta años y todo tipo de experimentos para que los científicos confirmaran la intuición de Wegener: los continentes se mueven. Yo llegué a la misma conclusión por experiencia propia y de una forma algo más rápida: a los cinco años, en la cocina de mi madre. La misma mezcla de orígenes que definía nuestra familia se reflejaba en los ingredientes de la despensa. Yo jugaba a combinarlos en recetas inventadas. En aquellos platos juntaba Asia con Inglaterra o Gales con Birmania.

Pared fotos de familia en el Seuxerea

Muchos años después, ésa sigue siendo mi manera de entender la cocina: una forma de bailar con las fronteras, jugar con los países, mover los continentes. Por eso en nuestro restaurante, según el día, el mediterráneo baña las costas de Thailandia, Castilla está al lado de Tokio, o Malasia hace frontera con Italia.

Cochinillo con kumquats, apio y bola de vainilla en seuxerea

De esos y otros curiosos fenómenos geográficos que se cuecen en nuestros fogones os iremos poniendo al día en este blog. ¡Bienvenidos!

Steve Anderson

2017-03-14T18:20:39+00:00 enero 23rd, 2014|